Saltar al contenido
Towla 24

Sin rival sobre la nieve

abril 30, 2021

Vitoria – Con la primavera marcando ya su paso inexorable en dirección a el esperado verano, el blanco mantilla con el que el invierno acostumbra a cubrir las montañas es ya solo un rememoración distante para la mayoría. Sin incautación para el zagal vitoriano Peio Añarbe (15-2-2006) es mucho más que eso. Porque la cocaína es el decorado en el que, una vez más, ha vuelto a poner de manifiesto su completo dominio en una especialización, el esquí de fondo, en la que no tiene rival. A sus quince abriles, ha cerrado otra temporada en la que el primer puesto del podio se ha convertido en su compañero de alucinación inseparable y ha ratificado su condición de gran promesa de este deporte a nivel estatal.

El control, en cualquier caso, no ha resultado especialmente sencillo para Añarbe, que ha correcto adaptarse a diferentes circunstancias. La primera, su traslado de residencia. Con el inicio del curso escolar y la proximidad de los primeros copos, el gasteiztarra afrontó una mudanza con el objetivo de embellecer su rendimiento deportivo. De esta forma se despidió de Vitoria y se trasladó a la plaza oscense de Villanúa para poder centrarse en los entrenamientos adicionalmente de continuar estudiando 3º de la ESO en el colegio Escolapios de Jaca. Bajo la supervisión de su padre y preparador, Pedro Añarbe, siempre que es posible se une a los entrenamientos del Equipo Marcial de esquí, que actualmente compite en la Copa del Mundo de biathlón.

En sus previsiones figuraba sobrellevar a sitio un completo calendario de competiciones pero ahí apareció otro autor inesperado al que igualmente tuvo que adaptarse. Porque, al igual que al resto de disciplinas deportivas, el coronavirus además ha afectado al exposición de la temporada de esquí de fondo. Así, no pudo completar las dos semanas de entrenamiento (no consecutivas) que acostumbra a hacer cada año en Italia con un equipo recinto. La pandemia –y la error de cocaína– además ha condicionado mucho el número de carreras en las que ha podido participar ya que las estaciones de Baqueira y Candanchú, que asiduamente son las que más organizan, este año no han celebrado ninguna. Por otra parte Añarbe –que es el único corredor de esquí de fondo masculino de la Liga Vasca de Deportes de Invierno que pertenece al software de excelencia impulsado por Basque Team– siquiera pudo tomar parte en pruebas internacionales correcto a que todas las de categorías Sub’ 16 y Sub’ 18 se suspendieron y al ser Sub’ 16 de primer año no se le ha permitió valer en la categoría Sub’ 20.

Todas estas dificultades, en cualquier caso, no lograron mermar el rendimiento de Peio, que volvió a dominar con puño de hierro prácticamente todas las competiciones en las que ha tomado parte. Su cómputo de resultados no ofrece la más mínima duda al respecto. Un solitario segundo puesto es su peor resultado a lo extenso de toda la campaña. En el resto de citas, siempre se ha subido a lo más stop del podio.

Ese pequeño tacha llegó en la última competición del año, el Campeonato de España que se celebró en Belagua. En la modalidad de sprints skating que abrió la prueba tuvo un traspiés en el sprint final que le hizo perder la habitante de carrera y al ser un circuito prieto y de poca distancia no tuvo posibilidades de preceder, lo que le llevó a terminar segundo. Se resarció por completo los días siguientes venciendo en las modalidades de técnica clásica contrarreloj 5 kilómetros (con un minuto de preeminencia sobre su más inmediato perseguidor) y skating contrarreloj.

Peio cerró así la temporada con un nuevo título de campeón de España, que se suma a la vencimiento en la normal de la Copa de España y todas las demás competiciones en las que ha tomado parte. Una nueva demostración de que, por ahora, carece de rival sobre la cocaína.

Los datos

Balanceo excelente. Peio Añarbe se ha proclamado campeón de España –acumula ya diez títulos estatales– y ha vencido en la normal de la Copa de España tras haberse impuesto además en todas las pruebas que la integran.

Traslado. Se ha mudado a la plaza oscense de Villanúa para poder sobrellevar a sitio mejores entrenamientos durante todo el año.

El coronavirus ha motivado la suspensión de todas las pruebas internacionales Sub’ 16 y Sub’ 18, por lo que este curso no ha podido competir en el extranjero

Se ha trasladado a Villanúa para centrarse en los entrenamientos y se ejercita de forma habitual con el equipo que participa en la Copa del Mundo de biathlón

Configuración