Saltar al contenido
Towla 24

¿Se puede invertir en Tesla, Amazon o Google con poco dinero?

abril 27, 2021

Cambiar no es una opción limitada a personas con detención poder adquisitivo. Actualmente ya es posible comprar acciones, hacer aportaciones a fondos de inversión e, incluso, hacerse con un pedacito de un bitcoin desde solo un euro.

Durante mucho tiempo, las altas comisiones de los brókeres han supuesto un obstáculo para los pequeños inversores, que necesitaban destinar importes elevados para compensar los costes de cada transacción

“Con las nuevas aplicaciones de inversión, intuitivas, sencillas y muy fáciles de usar, volver es mucho más sencillo y, sobre todo, más ganga”, matizan desde el comparador en lista de productos financieros HelpMyCash.com. Y no solo eso: igualmente se puede originarse con muy poco capital.

Algunos de los factores que han atraído a un nuevo colección de inversores (la mayoría de ellos, jóvenes y dispuestos a contraer riesgos) están relacionados con el aumento del tiempo redimido durante el confinamiento, el aburrimiento y los repuntes que han protagonizado algunas acciones.

Ahora más que nunca, cuentan con el respaldo de las ‘apps’ para volver y los brókeres online.

Acciones fraccionarias desde un céntimo

¿Cómo podemos volver con escasos fondos si algunas de las acciones más populares del mercado como Tesla, Microsoft, Alphabet (Google), Amazon o Netflix cuestan cientos de euros? Puede que esto te sorprenda, pero la efectividad es que no hace desliz adquirirlas enteras.

A pesar de que los precios puedan asustar, la industria de la tecnología financiera o ‘fintech’ permite comprar trocitos de acciones; por lo que se puede originarse a volver desde solo un céntimo.

“Aunque invirtamos poco capital, asumiremos el mismo peligro que si comprásemos la bono entera. Y si, adicionalmente, no diversificamos y apostamos por acciones con una elevada volatilidad, el peligro será viejo”, recuerdan los especialistas de HelpMyCash.

Las acciones fraccionarias son una forma óptima de iniciarse en las inversiones con poco capital. Este servicio nos ofrece la posibilidad de destinar, por ejemplo, 100 euros a una bono que valga mil.

A cambio, obtenemos una fracción de dicho título proporcional al caudal que hemos aportado. Esta operación no solo permite comenzar a volver con poco capital, sino diversificar, ya que podemos repartir nuestro capital entre varios títulos.

La inversión fraccionada en acciones y igualmente en ETF (híbrido entre un fondo de inversión y una bono) qse zócalo en derivados que reproducen la cotización de la bono o del fondo cotizado y que tienen su mismo valencia.

Las acciones fraccionarias pueden dar derecho a cobrar dividendos, al igual que las acciones completas (en este caso el dividendo será proporcional a la fracción de la bono que se haya comprado).

Solo podemos negociar acciones fraccionadas a través de brókeres que ofrezcan este servicio, como Interactive Brokers, eToro, Vivid Money o Bitpanda.

Pedazos de criptomonedas

Más allá de las fracciones de acciones y ETF, igualmente podemos conseguir trozos de criptomonedas. Actualmente el bitcoin se negocia por encima de los 40 mil euros, pero no se requiere esa cantidad para poder consentir al mercado.

“El hecho de que se puedan comprar fracciones de bitcoins u otras criptodivisas a través de un exchange abre las puertas a miles de inversores deseosos de apropiarse una parte del pastel. Si optamos por ello, debemos ser conscientes del peligro que entrañan y de que son activos muy volátiles”, recalcan estos expertos.

Cambiar en fondos de inversión con poco capital

Los fondos de inversión igualmente están al envergadura de todos. Uno de ellos es Bankinter, que permite comenzar a volver desde solo 10 euros. En ING, por su parte, no hay cantidad mínima. De igual modo, MyInvestor ofrece fondos indexados de Vanguard, iShares, Amundi y Fidelity sin intrascendente y sin comisión de custodia.

Cambiar poco capital con la ayuda de un asesor

Aquellos que quieran construirse su propia cartera de fondos, pero no sepan cuáles pretender, encontrarán un confederado en los ‘robo advisors’. 

Las carteras de los ‘robos advisors’ están constituidas, principalmente, por fondos de gobierno pasiva, que son mucho más baratos que los fondos de gobierno activa.

MyInvestor permite volver en sus carteras desde 150 euros. El ‘robo advisor’ de Openbank está arreglado desde 500 euros y el de Bankinter, falsificado como Popcoin, desde 1.000 euros.

En cuanto a los gestores independientes, Finizens e InbestMe permiten volver desde mil euros e Indexa Hacienda y Finanbest fijan el intrascendente en 3.000.

Listos para volver… o no

Motivados por la posibilidad de dar un pelotazo, muchos ahorradores han convertido la inversión en un pasatiempo. La cuestión es si todos los recién llegados están lo suficientemente informados y si conocen de verdad los riesgos que asumen.

Desde el portal analizan las razones de esta tendencia en plataforma: “El meta señal, el miedo a quedarse fuera, el hostigamiento informativo sobre la subida de determinados activos y la influencia de las redes sociales y de los foros de Internet han propiciado que muchos ahorradores quieran lanzarse a volver”.

Por el momento es sencillo, crematístico y no se necesita mucho presupuesto para dar el paso. “El problema es que si no se hace con criterio o a modo de puesta, puede consumir saliendo caro”, puntualizan.

Riesgos

Sea cual sea el valor que vayamos a destinar, hay dos reglas de oro que deben estar presentes en cualquier operación: “No volver en nadie que no entendamos y, segundo, debemos destinar sólo el capital del que podamos prescindir“, recomiendan desde HelpMyCash.

Así pues, siquiera se debe comprometer “la totalidad de los ahorros” o “el capital que vaya a ser necesario a corto plazo”. Y, por supuesto, siempre tener en consideración la posibilidad de consumir perdiendo capital.

Configuración