Saltar al contenido
Towla 24

Reino Unido, preocupado por la violencia a los periodistas en Honduras – Mundo

mayo 4, 2021

Tegucigalpa, 4 may (EFE).- El Reino Unido expresó este martes su preocupación por la criminalización y la violencia que sufren los periodistas en Honduras, mientras que el Gobierno hondureño reconoció que tiene “muchos desafíos” para protegerlos y asegurar la licencia de expresión.

Por EFE

04 de mayo de 2021 – 16:14

Honduras es uno de los países de la región “más peligrosos” para profesar el periodismo, dijo el embajador del Reino Unido en Guatemala y concurrente para Honduras, Nick Whittingham, en una charla supuesto con motivo del Día Mundial de la Atrevimiento de Prensa celebrado ayer.

El país se sitúa en el puesto 151 en la Clasificación Mundial de la Atrevimiento de Prensa 2021, de una tabla que integran 180 países, según el crónica anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF), citado por el diplomático.

El funcionario destacó la menester de “crear conciencia sobre la importancia de la licencia de prensa y la protección de periodistas y comunicadores en Honduras”.

“Soy consciente de que hay muchas personas que continúan apoyando los esfuerzos en merced de la licencia de prensa; sin retención, todavía hay mucho trabajo por hacer”, subrayó.

VIOLENCIA CONTINÚA

Whittingham expresó la “preocupación” del Reino Unido por la “violencia continua” contra comunicadores en el país centroamericano, especialmente en áreas rurales, y lamentó que muchas mujeres periodistas sufren “discriminación, intimidación y acoso” relacionado con su trabajo.

Cerca de de 90 periodistas y comunicadores sociales han sido asesinados en Honduras en los últimos 20 abriles, casos de los que más del 90 % están en la impunidad, según cifras del Comisionado Doméstico de los Derechos Humanos y el Colegio de Periodistas.

“Para el Reino Unido, una prensa franco, independiente y diversa, pide cuentas al Gobierno sobre una plataforma por medio de la cual los derechos humanos pueden ser apoyados y permite que los ciudadanos participen y se involucren, tomen decisiones informadas”, señaló el diplomático.

Agregó que es importante que los Gobiernos cuenten con “una prensa franco, válido y profesional”, para crear una fuente de información fidedigna de ciudadanos en el contexto de noticiario falsas en redes sociales.

La Embajada británica todavía expresó su preocupación por “los niveles de criminalización” de los periodistas y comunicadores hondureños.

La relación entre el Gobierno y los periodistas “se encuentra muy fragmentada”, por lo que las partes deben continuar “con el diálogo”, añadió la representación británica.

DESAFÍOS PARA LIBERTAD DE PRENSA

En la reunión, denominada “Compromisos, desafíos y oportunidades sobre Atrevimiento de Prensa en Honduras”, todavía participó, entre otros, la viceministra hondureña de protección de la Secretaría de Derechos Humanos, Rosa Seaman, quien reconoció que el país enfrenta “muchos desafíos” para asegurar la licencia de prensa.

La pandemia de covid-19 en Honduras causó en 2020 “un debilidad de los derechos fundamentales como la licencia de expresión y el derecho al golpe de información”, señaló.

El estado de emergencia claro en el país por la crisis sanitaria ha donado motivo a “graves restricciones a los derechos fundamentales, incluida la licencia de expresión”, indicó la funcionaria, quien afirmó que ese derecho ya fue restablecido.

Seaman dijo que otro desafío de Honduras es impulsar una “investigación expedita” de los asesinatos de periodistas y comunicadores en el gimnasia de su profesión, aunque reconoció los esfuerzos de la Fiscalía de Delitos Contra la Vida.

“Otro desafío es asegurar la seguridad de los periodistas en presencia de las acciones del crimen organizado por las denuncias que realizan, y de otros actores cuyos intereses se pueden ver afectados por la labranza periodística”, añadió.

Destacó “la voluntad institucional” para evitar ataques y proteger a periodistas a través del Mecanismo Singular para la Protección de Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Ecuanimidad.

El altercado, que se celebró de forma supuesto, fue auspiciado por la Embajada del Reino Unido y la estructura PEN Internacional.

Configuración