Saltar al contenido
Towla 24

OPINIÓN/ Plataforma Defensa Sanidad Pública Torrejón: “Salud mental comunitaria”

abril 20, 2021

-Publicidad-



La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Torrejón de Ardoz, pone en el centro del debate, con este artículo de opinión, la vitalidad mental, tema “poco tratado e incluso a menudo ocultado fuera de los círculos médicos o profesionales”

OPINIÓN/ 20 ABRIL 2021/ Los hechos ocurridos en el congreso de los/as diputados/as, a posteriori de la intervención del diputado Iñigo Errejón, donde hablaba de la vitalidad mental en nuestro país, el diputado del Partido Popular,  por la provincia de  Huelva y Corregidor de Palos de la Frontera, Carmelo Romero alarido al interviniente, ‘Vete al médico’. La talante de este diputado demuestra la nula empatía que este tiene con los enfermos y sus familias, no estaría demás que dejara su escaño de diputado.

-Publicidad-

Pero este hecho debe poner en el centro del debate la ‘Vigor mental comunitaria’, tema este poco tratado e incluso a menudo ocultado fuera de los círculos médicos o profesionales.

Concentración por la Sanidad Pública en el centro de vitalidad ‘La Plata’ – Fotografía Plataforma defensa sanidad pública Torrejón de Ardoz

Nuestra vitalidad colectiva está en peligro, pero no para todas las personas por igual. Los ejes de opresión inciden de guisa muy directa en las condiciones de vida de las personas y, por consiguiente, en su vitalidad. No podemos ignorar que la vitalidad colectiva e individual de una sociedad está condicionada por el sistema socioeconómico, donde interseccionan las desigualdades de carácter, etnia y clase social. Por consiguiente en una sociedad con grandes desigualdades, la vitalidad individual todavía sufrirá grandes desigualdades.

La parte más endeble de nuestra sociedad tiene beocio esperanza de vida, más carga de enfermedad y maduro mortalidad prematura. Un cuarto de la población del Estado castellano está en peligro de pobreza o pega social y más de un 5% vive en situación de pobreza severa. Debemos señalar que estas desigualdades en vitalidad son injustas y evitables, y que suponen la silenciosa y oculta pandemia de nuestro siglo.

En definitiva, el coronavirus ha sido el detonador de una crisis que estaba escondido y que la pandemia ha precipitado. La COVID-19 no sólo ha señalado como evidentes las contradicciones y límites del sistema capitalista, sino que ha hecho más necesario que nunca el difundir una alternativa, el pensar entre todas un cambio de maniquí que aporte soluciones radicales a estos problemas. Por lo tanto, todavía propondremos alternativas al maniquí hegemónico capitalista, desde una perspectiva feminista, ecologista y más humana , que ponga en el centro la vitalidad y la vida de las personas.

La atención a la vitalidad mental ha sido uno de los niveles asistenciales que más sufrieron los cortaduras y las privatizaciones del SNS, quedando muy debilitada por la desliz de personal, lo que ha propiciado en muchos casos una disminución paulatina de la atención preventiva y comunitaria, girando a un maniquí dependiente del hospital. Lo que hace muy difícil la billete de estas personas, sus familias y asociaciones. Precisamente la pasión de toda la estructura de vitalidad mental fue puesta de manifiesto en los primaveras de la crisis pasada, cuando los trastornos psiquiátricos menores crecieron de forma importante en las consultas. De la misma forma el confinamiento y la crisis social supondrán un aumento de la demanda por las situaciones sufridas de ansiedad, depresión, duelo o estrés postraumático.

La OMS calcula que, correcto al aislamiento y el duelo asociado, se multiplicará por dos la incidencia de los problemas psicológicos. Delante esta pandemia nos volveremos a encontrar con esta maduro demanda, próximo a un probable decaída de los pacientes a los que se les ha pospuesto las consultas. Sin olvidar que en la antedicho crisis hubo un repunte de los suicidios.

-Publicidad-

Habrá que reanimar la atención primaria con personal específico y reanimar los propios servicios de vitalidad mental comunitaria, aprovechando esta ocasión para sacar a la vitalidad mental del subdesarrollo histórico que ha padecido.

La Vigor Mental Comunitaria requiere de maduro presupuesto para su fortalecimiento, tanto en su óptica asistencial sanitaria como en la óptica social de la enfermedad mental espinoso.

De hecho, la Ordenamiento Mundial de la Vigor (OMS) advierte en mayo del 2020 que la crisis del coronavirus y sus consecuencias afectarían la vitalidad mental de muchas personas. y pidió a los gobiernos que no dejasen de costado la Atención psicológica.

El noticia Derechos Humanos en Vigor Mental fabricado por el Comité de Defensa de Derechos Humanos de la Confederación Vigor Mental España dice que en  el sistema váter, la ratio de profesionales en Psicología Clínica es tres veces inferior a la media europea y donde se subraya la desliz de atención a inmigrantes o al incremento de las adicciones.

El Consejo Universal de la Psicología denuncia en numerosas ocasiones, denuncia la desliz de profesionales de la Psicología en la sanidad pública, recordando que España está por debajo de la media europea en provisión de profesionales de la Psicología Clínica en el Sistema divulgado de Vigor.

En 2010, la Ponencia de estudio del Senado sobre las evacuación de fortuna humanos en el Sistema Franquista de Vigor, habría un pasivo de 7.200 profesionales de la Psicología en nuestro SNS.

ANTE ESTA SITUACION RECLAMAMOS:

  • Aumento de la contratación de profesionales de la Psicología en el sistema doméstico de vitalidad.
  • Dejar de utilizar forma habitual y generalizada los tratamientos farmacológicos.
  • Optando por el tratamiento psicológico que son más eficaces y rentables.
  • Sistemas de apoyo, información y formación a las familias.
  • Dotar de fortuna de atención a la vitalidad mental adaptados a evacuación de las personas migrantes.
  • Desarrollar políticas públicas enfocadas a la promoción de la autonomía y la vida independientede las personas con trastorno mental.

Vigor mental infancia

En relación con la infancia, España es el único país de la Unión Europea, próximo con Bulgaria, que no tiene las especialidades en Psicología de la Infancia y la Adolescencia ni de Psiquiatría Inmaduro y Tierno. Esta carencia provoca peores pronósticos para la vitalidad mental de este sector de la población, esencia en lo que a prevención se refiere.

  • Contratación de profesionales de la Psicología especialistas en este sector de la población en el sistema doméstico de vitalidad.
  • Promocionar la vitalidad mental y la detección temprana de problemas de vitalidad mental en escuelas e institutos. Alterar en vitalidad mental infanto-juvenil, aumentando la inversión económica destinada a ello.
  • Sistemas de apoyo, información y formación a las familias.

Configuración