Saltar al contenido
Towla 24

‘Mad Max: Furia en la carretera’: 28 años de preparación y una pesadilla de rodaje para hacer una de las mejores películas de acción de la historia – Noticias de cine

abril 27, 2021

George Miller firma una increíble aventura postapocalíptica liderada por Charlize Theron y su Imperator Furiosa, que eclipsa a Max Rockatansky (Tom Hardy). Esta indeterminación a las 22.30h en La Sexta.

28 primaveras de preparación merecen la pena si el resultado es una película como Mad Max: Furia en la carretera. George Miller co-escribe, co-produce y dirige esta cinta de movimiento postapocalíptico que está considerada como una de las mejores del categoría. La Imperator Furiosa de Charlize Theron y su lucha contra Immortan Joe ya es todo un icono del feminismo y del cine en normal, llegando a empalidecer a Max Rockatansky, interpretado por Tom Hardy. Detrás de las cámaras lo que nos encontramos es una pesadilla que llevó a la trastorno a todos los que participaron en la producción.

Rescoldo Peña, única en su especie: es causa soltera, pide trabajo al ingresar el Goya y sabe lo que es no ascender a fin de mes

Miller tuvo la idea de Fury Road -así es como se conoce en su título original- en 1987, cuando se le ocurrió hacer una nueva entrega de la clan Mad Max que estuviese “en persecución continua”. Los problemas financieros hicieron que comenzase un proceso “infernal” para sacar delante la película y no planearon originarse el rodaje hasta el 2001, pero tuvo que ser pospuesto por los ataques del 11 de septiembre. Ya por aquel entonces se hablaba de Theron como la protagonista unido a Mel Gibson -el Max original-, aunque además se barajaba el nombre de Uma Thurman.

“El 11S lo cambió todo. No nos podían apoyar, no podían transportar nuestros vehículos. Todo colapsó”, cuenta Miller a The New York Times. En ese momento el plan pasó a otra etapa y el director se planteó hacer una animación. Acababa de hacer la cinta accesible Happy Feet y Mel Gibson ya no estaba dispuesto a retornar a interpretar a Max -era, adicionalmente, una época muy controvertida en la vida del actor-, por lo que parecía adecuado el cambio de tercio. Pero la idea no cuajó y volvieron los actores de carne y hueso. En 2010 retomaron el plan. Contaban con un reparto totalmente nuevo y ya compuesto por los nombres que vemos en la interpretación final: Tom Hardy, Charlize Theron, Riley Keough y Zoë Kravitz, entre otros.

En 2011, Queensland pasó por una época de lluvias sin precedentes. De repente, el desierto en el que tenían que rodar tenía flores. Se vieron obligados a detener el rodaje que iba a comenzar en noviembre de ese mismo año. “Esperemos un año a ver si se sequía”, recuerda que dijo Miller, “pero no lo hacía, así que decidimos rodar en Namibia, donde nunca llueve”.

En julio de 2012 logran comenzar el rodaje, una de las “experiencias más locas” que vivieron muchos de los actores, según asegura Keough. Rosie Huntington-Whiteley, quien da vida a una de las cinco esposas de Immortan Joe que escapan y que en la vida verdadero está casada con Jason Statham, confiesa que le contaba a su marido lo que estaba viviendo y éste no daba crédito: “Memoria explicárselo y que él dijese ‘Es muy diferente a como he trabajado siempre”. Las escenas de movimiento tenían que ser “lo más reales posibles”, cuenta Colin Gibson, encargado del diseño de producción. Las secuencias peligrosas se sucedían una detrás de otra, las jornadas de rodaje eran extenuantes y nadie sabía muy acertadamente lo que estaba haciendo.

‘Mad Max’: Charlize Theron y Tom Hardy confiesan por qué se pelearon en el rodaje

Este hábitat puso a prueba a los actores e influyó en su relación. Es lo que le ocurrió a Tom Hardy y Charlize Theron, que no congeniaron en definitivo. Theron confesó primaveras más tarde que tuvo miedo porque nunca había trabajado así. No había una dirección clara y lo que grababan eran escenas de segundos de duración, poco insuficiente para hacerse una idea de lo que estaban haciendo. Esto desconcertó mucho a la actriz -no fue la única- e hizo que levantase un pared a su en torno a para tratar de sobrellevar la experiencia.

La compacto ya estaba en marcha y los actores estaban metidos en sus personajes, pero había yerro de control de forma generalizada. Warner Bros. tuvo que interceder cuando vieron que iban con retraso en el calendario. “No tienes el control cuando estás sentado en Los Ángeles y 600 personas están vagando por el desierto con el plata que te queda”, señala Gibson. Les puso una época divisoria: el 8 de diciembre de 2012 tenía que acontecer rematado todo. Aún quedaban escenas muy importantes de rodar, pero Miller no se morapio debajo y encontró la forma de terminar la película a finales de 2013.

La pesadilla, allá de apurar, acababa de originarse en la sala de montaje. Margaret Sixel, esposa de Miller, se enfrentó a 480 horas de compacto que tardó tres meses en ver. En total, son 2.700 cortes, a los que hay que sumar un enorme trabajo de bienes visuales. Mad Max: Furia en la carretera se estrenó en mayo de 2015. “Como actor, haces películas buenas y malas y tienes que dejarlo producirse. Pero con esta, donde efectivamente pusimos nuestra familia, sudor y lágrimas, si no hubiese sido buena, estaría devastada”, asegura Kravitz. Nadie de los participantes sabe cómo sobrevivió, pero lograron hacer una de las mejores películas de movimiento de todos los tiempos.

Ahora Miller prepara varios largometrajes a consecuencia del éxito de Furia en la carretera. Tras el estreno, Miller anunció que tenía dos historias más planeadas, una sobre Mad Max y otra sobre Furiosa. Ésta segunda parece avanzar con buen pie. Actualmente, Anya Taylor-Joy ha fichado para interpretar a la chaquetón en una etapa más pipiolo y protagonizará la cinta unido a Chris Hemsworth y Yahya Abdul-Mateen II. Warner Bros. ya le ha puesto época de estreno: junio de 2023. Mientras esperamos, no te olvides de disfrutar de Mad Max: Furia en la carretera esta indeterminación a las 22.30h en La Sexta.

Configuración