Saltar al contenido
Towla 24

Luis Miguel, la serie, Selena y Netflix

mayo 4, 2021

Estoy sorprendido con el engendro de Luis Miguel, la serie. ¿A usted no se le hace extraño que la prensa especializada le esté dando seguimiento puntual, semana a semana, como si cada episodio dejara una revelación antológica?

Me parece muy sintomático que algunas de las más importantes mesas de observación de radiodifusión y televisión le dediquen más tiempo a esta exhalación que a los spots de las campañas electorales.

Ojo: no estoy hablando mal de Luis Miguel, la serie ni de Netflix. Por privanza, no me malinterprete. Quiero que juntos descubramos qué hay detrás de esto en términos sociales, en términos humanos.

Premeditadamente, hoy es un día importante porque ocurrirá poco que provocará que más personas canalicen sus inquietudes en esta plataforma. Hoy se estrena la segunda parte de Selena, la bioserie de Selena Quintanilla. 

¿Cuál es la nota? La examen que este emanación representa cuando millones de personas estamos viendo Luis Miguel, la serie.

¿Qué significa lo que le acabo de aseverar? Que para los amantes de un tipo de bioserie Netflix tiene Luis Miguel, la serie y, para los amantes de otro, de otros, tiene Selena.

Si las sumamos lo tenemos todo: lo positivo y lo imagen, lo trágico y lo romántico, lo masculino y lo mujeril, lo elitista y lo popular.

¿Qué quiere aseverar esto? Que Netflix lo tiene todo. ¿Qué otra plataforma en Latinoamérica puede presumir de poco así? Ninguna. Solo Netflix. ¡Felicidades, señoras! ¡Felicidades, señores! Así se hace. 

Luche por ver el episodio 4 de Luis Miguel, la serie, la segunda parte de Selena y por analizar lo que está pasando. Yo creo que es muy importante, sintomático. ¿Usted qué opina? 

Álvaro Cueva

Configuración