Saltar al contenido
Towla 24

Los océanos pueden pasar de ser sumideros del carbono a convertirse en sus chimeneas, y acelerar el cambio climático

abril 29, 2021

Un papel poco conocido de los océanos es su regulación del clima en la Tierra por medio de la unión del dióxido de carbono (CO2), explica un estudio titulado Integrated Ocean Carbon Research publicado este martes por la Ordenamiento de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Civilización (UNESCO), que igualmente advierte que, de perder esa función, los océanos contribuirían al calentamiento del planeta, acelerando el avance del cambio climático.

El estudio señala que las investgiaciones del Panel Intergubernamental de Expertos Sobre el Cambio Climático (IPCC)  proporcionan pruebas científicas sólidas que subrayan el papel del carbono oceánico en el clima. Estos informes igualmente enfatizan la necesidad de minimizar más daños al océano universal, así como de surtir los servicios oceánicos secreto que están directamente amenazados por la acidificación, desoxigenación y calentamiento de los océanos.

Para evitar que esto ocurra, dice el mensaje, es urgente estudiar el ciclo de captación del CO2, entenderlo admisiblemente y establecer una hoja de ruta que guíe a las autoridades responsables del diseño de políticas de mitigación y acoplamiento al cambio climático durante el próximo decenio.

El texto destaca la importancia del conocimiento verificado para tomar decisiones informadas internamente de la Convención Ámbito de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, con el fin de alcanzar los objetivos del Acuerdo de París sobre el clima y construir sociedades más resilientes.

Reservorios de carbono de origen antropogénico

Desde la Revolución Industrial, los océanos han sido el reservorio del carbono generado por la actividad humana. Sin estos reservorios marinos, conexo con los terrestres, los niveles de CO2 en la entorno serían un 50% más altos que los registrados en 2019, que estaban ya muy por encima del periferia para contener el calentamiento universal a dos grados centígrados.

El ciclo universal del carbono es una parte integral del sistema Tierra. De los componentes terrestres, atmosféricos y oceánicos del ciclo universal del carbono que intercambian carbono en escalas de tiempo de décadas a siglos, el océano tiene más del 90% del carbono contenido en estos reservorios. Desde el principio de la Revolución Industrial a finales del siglo XVIII, los seres humanos han desfigurado drásticamente las reservas y los flujos de carbono internamente del sistema tierra-atmósfera-océano y han estudioso el carbono fósil en el reservorio geológico.

Con el tiempo, los océanos han pasado de ser un sumidero del carbono preindustrial procedente de la biosfera terreno a través de los ríos, a convertirse en un recipiente de carbono neto anual significativo a través de la unión del carbono antropogénico.

“El aumento casi exponencial de las emisiones antropogénicas totales de CO2 durante la era industrial implica que la unión abiótica del océano ha aumentado casi exponencialmente, alcanzando 2,5 ± 0,6 Pg C año-1 para 2009-2018. Sin los sumideros oceánicos y terrestres, los niveles de CO2 atmosférico estarían cerca de 600 ppm […] muy por encima del nivel compatible con un objetivo de calentamiento climático de 2 ̊C”, asegura el reporte.

La acumulación de carbono generado por la actividad humana en el océano está alterando la química del agua de mar, un aberración conocido como acidificación del océano. Estos cambios afectarán el papel futuro del océano como reservorio de CO2 atmosférico y alterarán los ecosistemas marinos de formas que aún se encuentran bajo investigación.

Coral Reef Image Bank/David Gros

Faro en la costa de Florida, Estados Unidos

Evitar más daños

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático ha urgido repetidamente a evitar hacer más daños a los océanos y a multiplicar las medidas para evitar la acidificación, la desoxigenación y el calentamiento de sus aguas.

El mensaje de la UNESCO afirma que el Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Incremento Sostenible (2021-2030) constituye una oportunidad única para convocar a los actores regionales y mundiales a establecer sus prioridades científicas comunes y a crear conocimientos, aplicaciones, servicios y herramientas para blindar las acciones de mitigación y acoplamiento relacionadas con el ciclo cambiante del carbono oceánico.

El objetivo del Decenio es proporcionar un ámbito propicio para las ciencias oceánicas diseñado y administrado conjuntamente por una grado amplia de actores que produzca una decano saludo y uso de las ciencias oceánicas para la entusiasmo y la innovación.

Conocimiento insuficiente

“La teledetección por secuaz del estado de la superficie del mar, la temperatura, el derrota, la salinidad, el hielo, la sirimiri y la clorofila-a desempeña un papel fundamental en la cuantificación del carbono oceánico. Estas observaciones se utilizan de forma rutinaria para ascender mediciones in situ escasas, estudiar regiones heterogéneas, identificar la variabilidad impulsada biológicamente internamente del sumidero oceánico y proporcionar sustitutos para el intercambio de gases”, señala el mensaje.

Sin requisa, el estudio reconoce que por el momento el conocimiento arreglado es insuficiente para tomar las mejores decisiones, y agrega que estas lagunas de conocimiento desafían la capacidad de la comunidad científica para comunicar eficazmente al manifiesto en caudillo cómo sería la remoción del CO2 marino.

Entre las preguntas que están por resolver que son cruciales para las sociedades y la toma de decisiones políticas,, el mensaje destaca: 

  • ¿Continuarán los océanos actuando como un sumidero proporcional al carbono que se está emitiendo a la entorno como resultado de las actividades humanas?
  • ¿Cuál es la vulnerabilidad del océano al aumento de los niveles de CO2 y cuál es nuestra capacidad y requisito de mitigar el aumento de los niveles de CO2 ?
  • ¿Podemos mejorar de forma segura el secuestro y almacenamiento de carbono por el océano?
  • ¿Cuáles son los factores antropogénicos naturales y humanos importantes que impactan el ciclo biológico del carbono y la vitalidad de los océanos?
  • ¿Están cambiando las redes tróficas de la zona crepuscular y qué emoción tendrá esto en la desarrollo del ciclo del carbono oceánico? 
  • ¿Cómo cambiará la unión universal de carbono en los océanos en el futuro con la disminución de las emisiones de Canthro?
  • ¿Está cambiando la reserva de carbono orgánico disuelto y cuáles son sus impactos en el clima, y eb el cambio ambiental?
  • ¿Cómo está cambiando el almacenamiento de mausoleo de carbono en reservorios secreto del continuo tierra-océano?
  • ¿Cambiará la producción de aguas profundas y la circulación de variación meridional en una desarrollo del clima, y cuáles serán las consecuencias para la unión de carbono oceánico?
  • ¿Cómo se pueden incorporar múltiples factores de estrés en el sistema de carbono oceánico al evaluar las observaciones y los resultados del maniquí?
  • ¿Cuál es el impacto de la desoxigenación en el ciclo del carbono oceánico?

Unsplash/Shane Stagner

Las algas marinas pueden estar de moda como alimento para los animales y podrían ayudar a acortar las emisiones de gases de emoción invernadero.

Principales recomenaciones 

Para avanzar en el conocimiento sobre el ciclo del carbono en los océanos y en las posibles soluciones para protegerlo y surtir esta función de las aguas marinas, el mensaje de la UNESCO propone un software conjunto de investigación que genere conclusiones y guíe la toma de decisiones adecuadas. Estas son sus principales recomendaciones sobre el software:

  • Apoyar y mejorar las observaciones sostenidas de carbono oceánico de reincorporación calidad que son fundamentales para cuantificar la fuerza y ​​la variabilidad del sumidero de carbono oceánico
  • Co-diseñar, financiar adecuadamente y tratar sistemas de observación de carbono de forma cooperativa a través de organizaciones y entidades participantes, incluidas las del sector privado
  • Seguir utilizando la teledetección para la investigación sinóptica del ciclo del carbono oceánico.
  • Mejorar el incremento y la utilización de nuevas tecnologías con respecto a sensores y plataformas.
  • Apoyar las mejores prácticas en las mediciones y el intercambio de datos y cuantificar los presupuestos de incertidumbre con el uso de inteligencia sintético en la cuantificación de procesos, patrones e intercambios en el ciclo del carbono oceánico
  • Mejorar los vínculos entre la biogeoquímica y la ecología en lo que respecta al ciclo del carbono oceánico.
  • Integrar el continuo tierra-océano más plenamente en las evaluaciones globales del ciclo del carbono 
  • Cerrar brechas importantes en nuestro conocimiento a través de estudios de procesos de laboratorio y de campo, incluidos estudios de geoingeniería debidamente escalados, para dilucidar los mecanismos y contribuir a la parametrización del maniquí.
  • Construir sistemas de predicción de biogeoquímica y carbono oceánico confiables y completos a través de productos de síntesis mejorados, modelado y actividades de fusión de datos de modelos.
  • Avanzar en las actividades de anabolismo de datos en la investigación del carbono oceánico
Configuración