Saltar al contenido
Towla 24

La PSA desarticuló una banda que vendía ilegalmente celulares

abril 29, 2021

Se estima que la mercadería secuestrada rondaría un valencia anciano a los 125 millones de pesos.

El trabajo de investigación criminal realizado por el personal de la PSA durante cuatro meses permitió detectar a esta facción que vendía teléfonos inteligentes de una primera marca estadounidense, importados de modo ilegal. A su vez, la pesquisa permitió identificar a los involucrados, sus domicilios y oficinas comerciales.

La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, al inicio de su papeleo ordenó, precisamente, que las Fuerzas de Seguridad Federales “deben profesionalizar sus capacidades de investigación criminal y de prevención y respuesta frente a el delito engorroso. El objetivo de las organizaciones criminales radica en obtener ganancias económicas y de poder que les posibilite, desde sus diferentes modus operandi, monetizar el producto de los ilícitos. Equilibrar el delito engorroso requiere mejorar, incrementar y blindar la investigación para desbaratar a las organizaciones criminales. Y desbaratarlas significa desarticular a las cúpulas que estructuran y organizan a grupos que delinquen de modo cada vez más sofisticada”. Desde esas premisas, el Empleo de Seguridad de la Nación impulsa un trabajo cada vez más y mejor articulado con el Poder Legal, lo que ha posibilitado desmembrar importantes grupos dedicados a diferentes tipos de delitos complejos, como el que desarticuló la PSA.

Sobre el caso, el director doméstico de la PSA, José Glinski, sostuvo que “el contrabando de mercaderías no hace más que reflejar que el 40% de la crematística argentina es informal, por lo tanto, gran parte de la crematística se abastece de mecanismos irregulares. En normal la crisis económica, agudizada con la pandemia, opera como un hábitat esencia de deslizamiento para explicar estas iniciativas de importación irregular de productos”. Tras ello, agregó: “El delito es un aberración social y cualquier modificación que haya en la dinámica social va a modificar la expresión del delito”.

La PSA desarticuló una banda que vendía ilegalmente celulares

En impresión, como parte de las tareas de campo y escuchas telefónicas dispuestas por el Judicatura Penal Financiero Nº 2, a cargo de Pablo Yadarola, se comprobó el ilícito, se logró identificar al proveedor de los principales investigados y a quien, se presume, actuaba como facilitador del ingreso de los productos eludiendo los controles correspondientes. De hecho, en el transcurso de la investigación se pudo recoger pruebas acerca de que los involucrados ya habían sido allanados, aunque siempre habían sido alertados con anticipación, lo cual les permitía eludir el manipular de la Neutralidad.

Frente a la cantidad de información probatoria, el magistrado actuante ordenó el inmediato alisamiento de los 13 domicilios implicados en la causa (distribuidos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, barrios privados y localidades de la provincia de Buenos Aires). Como resultado de dichos operativos, la PSA detuvo a seis personas e incautó (contabilizando artículos nuevos y pertenencias personales) 462 smartphones; 43 notebooks; 11 iPads; 10 relojes inteligentes de entrada tonalidad; auriculares inalámbricos; parlantes; cigarrillos electrónicos y 840 líquidos saborizados para cigarrillos electrónicos; decenas de cargadores; un microcontrolador; un reproductor; una consola de juegos; dispositivos de almacenamiento; fundas y vidrios templados, entre otros accesorios. Todavía decomisó un enorme caudal de caudal en moneda doméstico y en dólares; armas de fuego; dos vehículos; seis máquinas de contar caudal e información relevante para la causa.

Configuración