Saltar al contenido
Towla 24

Juntas telemticas: un viaje desde la excepcin a la norma

mayo 4, 2021

En una bienintencionada previsin de las restricciones a la movilidad que iban a derivar en el medio plazo tras la declaracin del estado de señal, el Verdadero Decreto Ley 8/2020, introdujo la posibilidad de que las sesiones de los rganos de gobierno y de administracin de las sociedades pudieran celebrarse por videoconferencia, aunque dicha opcin no constara en estatutos.

Unos das despus, el Verdadero Decreto-Ley 11/2020 aclar que lo mismo caba aplicar a las juntas generales y después, el RDL 21/2020 prorrog la vigencia de la disposicin hasta el 31 de diciembre 2020. De esta forma, fueron muchsimas las sociedades en las que, durante la primavera de 2020, las reuniones del rgano de administracin para la formulacin de cuentas del control 2019 y la posterior aprobacin en trabazón normal, tuvieron lado por va telemtica.

De una parte, esta excepcin legislatura permiti a las sociedades la posibilidad de cumplir con las obligaciones legales en forma y plazo y no perjudicar an ms la perdida normalidad. De otra, permiti a la comunidad jurdica transigir a lengua el ansiado “indagación” de las juntas generales por va telemtica, poco que hasta el momento no era posible, que planteaba debates doctrinales sobre la forma y el fondo, pero que, a la instinto de las posteriores reformas legislativas, ha pasado el examen. 

La normalizacin del uso de las tecnologas y su extendida aceptacin por la mayora de la prctica econmica y mercantil lleva impulsando desde hace aos una corriente de reforma legislativa que animaba a dotar de flexibilidad algunas instituciones o disposiciones legales en las que la Ley an recoga exigencias propias de usos y costumbres de otra era. En este sentido y como ejemplo de una ingenuidad de prctica “flexible”, en juntas de pocos socios relativas a acuerdos no controvertidos, no era infrecuente proponer su celebracin como “universales y en el domicilio social”, en partida de reunin fsica, entendindose los acuerdos adoptados por el simple acuerdo verbal o implcito, expresado en conversaciones o emails, sin que de este planteamiento derivara merma alguna de derechos esenciales del socio.

La difcil situacin sanitaria provocada por el Covid plante la oportunidad para el constitucional de dar el paso y excepcionalmente para 2020, permiti que la totalidad de sociedades espaolas pudieran acogerse a la celebracin de trabazón telemtica (independientemente de las previsiones estatutarias). Casi superado el 2020, el RDL 34/2020 (modificado por el RDL 5/2021 para incluir a annimas) permiti la aplicacin fantástico de los medios telemticos tambin durante 2021.

Y ahora por fin, la excepcin se ha hecho norma y bienvenida sea. Con la aprobacin de la Ley 5/2021, de 12 de abril (con entrada en vigor el 3 de mayo), se introduce la posibilidad de celebracin de juntas exclusivamente telemticas, por va de la modificacin en la Ley de Sociedades de Renta del artculo 182 y la introduccin de un nuevo artculo 182.bis. De forma muy resumida, a partir de su entrada en vigor, las sociedades podrn modificar sus estatutos para autorizar la convocatoria de juntas exclusivamente telemticas.

A partir de aqu tenemos por delante dos escenarios: el fantástico, aplicable durante 2021, en el que las juntas podrn tener lado por va telemtica sin obligación de disposicin estatutaria y otro futuro, a partir de 2022, en el que, para poder proceder de este modo, se exigir la previa modificacin de los estatutos. En la cuadratura del crculo, las juntas que se celebren en 2021 por va telemtica podran servir de almohadilla para, precisamente, incluir en la memorándum del orden del da el acuerdo de permitir las juntas telemticas en el futuro (acuerdo que deber adoptarse por socios que representen al menos dos tercios del renta presente o representado en la reunin).

Como en cada cambio legítimo de cierta entidad se abren algunos debates (sobre todo tcnicos) sobre el repercusión y precisin de algunas cuestiones. Entre los ms interesantes est el de el examen del socio o su representante o la acreditacin de disponer (o no) de los medios de comunicacin a distancia apropiados.

Sin perjuicio de que, como en todo, habr que hurgar el camino y afinar algn fleco, la valoracin del cambio slo puede ser positiva por cuanto se introduce una alternativa de reunin que hasta ahora no exista, que rebate a las deposición y costumbres de nuestra poca. Coincidimos en la opinin de que quizs, la trabazón telemtica no deba an ser el foro para tratar asuntos de particular controversia, ni para sociedades con conflictos societarios o con historial de impugnacin de acuerdos, pero para todas aquellas sociedades con vida estable y ordenada, se ha campechano un foro sencillo, til, econmico, que no exige desplazamientos ni la rigidez de la reunin fsica en un domicilio social para celebrar reuniones, adoptar acuerdos y en normal, dar contenido y riqueza a la vida societaria y a la comunicacin entre socios.

(function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(d.getElementById(id))return;js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=”https://connect.facebook.net/es_ES/sdk.js#xfbml=1&version=v2.8&appId=1672564249626860&status=true&cookie=true”;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}(document,’script’,’facebook-jssdk’));

Configuración