Saltar al contenido

Esto es lo que le pasaría a Bitcoin si un gobierno intentara tomar control sobre él

9 de junio de 2021

El 7 de junio, el grupo de trabajo del gobierno de los EE.UU. confiscó más de USD 2 millones en Bitcoin (BTC) utilizados para pagar un rescate luego de un ataque al sistema Colonial Pipeline. Una orden presentada ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito del Norte de California muestra que las autoridades recuperaron 63.7 BTC.

A medida que la noticia de la recuperación se difundió a través de los principales medios, otros sugirieron que el gobierno estadounidense de alguna manera tuvo acceso a la dirección de Bitcoin para extraer los fondos. Por ejemplo, el profesor de la Universidad de Michigan y colaborador del New York Times, Justin Wolfers, tuiteó:

News that the government has figured out how to snatch bitcoin from the online wallets of cyber criminals surely reduces the use cases for Bitcoin even further.

— Justin Wolfers (@JustinWolfers) June 8, 2021

Las noticias de que el gobierno descubrió cómo confiscar bitcoins de las billeteras en línea de los ciberdelincuentes seguramente reducen aún más los casos de uso de Bitcoin.

Esto desencadenó discusiones sobre si una entidad podría saltarse el cifrado SHA-256 y, de ser así, ¿por qué desperdiciar esta capacidad para ganar acceso a una billetera Bitcoin que solo contiene USD 2 millones?

La Agencia de Seguridad Nacional, los bancos, las agencias extranjeras, los sistemas de almacenamiento en la nube y la mayoría de los dispositivos electrónicos como teléfonos inteligentes y aplicaciones de comunicación utilizan el mismo tipo de criptografía.

Si los gobiernos quisieran provocar un caos a corto plazo en el mercado de las criptomonedas, tendrían que realizar grandes ventas para impactar negativamente el precio. Sin embargo, probablemente habría al menos 3 señales reveladoras que insinuarían que este tipo de escenario se estaba desarrollando.

El interés abierto en los futuros de BTC del CME se dispararía

El vehículo más probable para que las entidades gubernamentales abran posiciones cortas (vendan) son los futuros de Bitcoin del Chicago Mercantile Exchange (CME). Además de la presión sobre el precio, los analistas deberían confirmar un gran aumento en el interés abierto, que es el número total de contratos abiertos. Desafortunadamente, CME no proporciona datos en tiempo real para este indicador.

Datos de liquidación de futuros de Bitcoin del CME. Fuente: CME

Como se muestra arriba, cada contrato de futuros de Bitcoin del CME representa 5 BTC, por lo que el interés abierto de 7,572 totaliza 37,860 BTC. Estos contratos se liquidan financieramente, lo que significa que el beneficiario recibe el pago en dólares.

Si bien el interés abierto actual de USD 1.25 mil millones no parece lo suficientemente significativo como para tener un impacto significativo, la cifra alcanzó los USD 3.3 mil millones en febrero, cuando Bitcoin cotizaba a USD 58,000. Por lo tanto, un aumento sustancial y rápido del interés abierto es un indicador potencial de la actividad relacionada con el gobierno.

La prima de futuros debería pasar a ser negativa

Un gran vendedor de contratos de futuros provocará una distorsión momentánea en la prima de los futuros. A diferencia de los contratos perpetuos, estos futuros de fecha fija no tienen una tasa de financiación, por lo que su precio diferirá enormemente de los exchange al contado regulares.

Al evaluar la brecha entre el precio de los contratos de futuros y el mercado al contado regular, un trader puede determinar el nivel de optimismo en el mercado. Siempre que haya una mayor actividad en posiciones cortas (vendedores), el contrato de futuros a dos meses se negociará con un descuento del 1% o más.

Prima/descuento de futuros de Bitcoin para julio del CME frente al precio de BTC en Coinbase, mayo de 2021. Fuente: TradingView

Observa cómo los futuros de CME para julio generalmente cotizan con un descuento entre el 0.5% y una prima del 1.5% en comparación con los exchanges al contado regulares. Sin embargo, durante la caída del 19 de mayo, la venta agresiva de contratos de futuros hizo que el precio cotizara un 2.5% por debajo del de Coinbase.

Este movimiento puede ocurrir durante la liquidación de órdenes o cuando los jugadores de mayor tamaño deciden vender en corto utilizando derivados.

La infraestructura de los exchanges sería atacada

Aunque la mayoría de los exchanges de criptomonedas han establecido sus servidores en ubicaciones remotas, los gobiernos podrían intentar apoderarse de servidores físicos o sitios web.

Los inversores que han estado involucrados en el sector de las criptomonedas desde 2017 recordarán que Alex Vinnik, el fundador de BTC-e, fue arrestado y el sitio web fue tomado por el gobierno estadounidense en julio de 2017.

En noviembre de 2020, Cointelegraph publicó un excelente artículo que explicaba cómo, de acuerdo con un marco del Departamento de Justicia de EE.UU., podría ser suficiente que una transacción de criptomonedas “toque los sistemas financieros, de almacenamiento de datos u otros sistemas informáticos dentro de EE.UU.” para desencadenar medidas legales.

Cualquier esfuerzo combinado por parte de los gobiernos para acabar con las criptomonedas probablemente involucrará un gigantesco esfuerzo de “lucha contra el lavado de dinero” contra los exchanges, especialmente contra aquellos que ofrecen productos derivados a inversores minoristas.

Por lo tanto, a menos de que aparezcan estas 3 señales, hay pocas razones para creer que se está llevando a cabo una campaña masiva dirigida por el gobierno para arremeter contra la industria.

Los puntos de vista y opiniones expresados aquí son únicamente los del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de Cointelegraph.com. Cada inversión y movimiento comercial implica riesgos, debes realizar tu propia investigación al tomar una decisión.

Sigue leyendo: