Saltar al contenido
Towla 24

Encuentro con el embajador británico: colaboración, salud y economía | Noticias de Hoteles

mayo 1, 2021

Cumpliendo con nuestra sana y arraigada costumbre anual de reunirnos, antiguamente de cada temporada de asueto, con el embajador del Reino Unido en España, y con el Cónsul Genérico en Cataluña y Baleares, este viernes tuve la ocasión de ayudar con el dignatario britano la que probablemente haya sido la reunión más importante en la historia de nuestra colaboración.

Una reunión en la que, como siempre, hemos abordado una multitud de temas de interés global, relacionados con los viajes a posteriori del Brexit, o la colaboración entre instituciones de los dos países y sociedad civil para preparar el turismo de excesos, cuestiones que siguen teniendo una indudable vigencia e importancia. En este sentido, la de 2021 será la 1ª temporada post-Brexit, y hemos podido comentar los retos que el Brexit plantea en términos laborales para el personal de nuestros hoteles en el Reino Unido, y las problemáticas asociadas a la salida de la UE en términos de aprovisionamiento y costes de algunos productos que proceden de Europa, etc. Por otra parte, hemos destacado la vigencia en Baleares de la legislatura contra el turismo de excesos, a cuya divulgación, control y cumplimiento más efectivo, esperamos que nos sigan ayudando desde el Gobierno britano.

Pero en esta ocasión, ambas partes compartíamos una misma, y enorme, preocupación: la pandemia COVID-19 y sus coletazos, que si no se saben encargar de guisa que se combine seguridad y movilidad, vitalidad y pertenencias, podrían suponer por segundo año consecutivo un aventura para la propia temporada turística y un desastre para el sector turístico castellano y britano, y muy especialmente, para la pertenencias y cohesión social de muchos destinos españoles.

Así, por su importancia y aprieto, el tema central ha sido sin duda intentar colaborar para que la Covid no evite el flujo de viajeros británicos a Baleares y al resto de destinos españoles en los que nuestra compañía está presente. El embajador ha manifestado su mayor interés en que el turismo pueda relacionarse de guisa progresiva a partir del 17 de mayo, siempre con prudencia y asegurándose de que no se dan pasos en espurio.

Satisfactorio como siempre, compartir nuestros respectivo datos, que nos confirman que los británicos mantienen su preferencia por España y su fidelidad a las asueto en nuestro país, aunque este año el ritmo e intensidad de recuperación de esta demanda dependerá de factores como la desarrollo dela pandemia, de los sistemas de control y prevención compartidos, de las vacunas y los tratamientos, y de que seamos capaces de establecer “corredores seguros” con los principales destinos, y de gestar confianza.

Hemos comentado el status de los semáforos Covid en los que trabaja el ejecutor inglés, de la adhesión del Reino Unido a los certificados verdes en los que trabaja la UE o a iniciativas similares (que serán fundamentales para suministrar la movilidad), y hemos hablado de la seguridad y control ( mediante protocolos ICTE a nivel normal y Stay Safe With Melia en nuestros hoteles) y en toda la sujeción de valencia del turismo y los destinos españoles, poco que tenemos que memorizar transmitir a las instituciones y a los ciudadanos. De guisa peculiar, como “insulares” y al tener extensión nuestra reunión en una isla como Mallorca, hemos destacado y coincidido en la preeminencia de las islas como destinos aún más seguros y controlables o “insularizados”.

Es un privilegio poder compartir estas reflexiones con un político tan conocedor y receptivo cerca de la industria turística como Hugh Elliott, y una gran satisfacción comprender que ni siquiera eventos como el Brexit o la Covid-19 consiguen apagar la fogosidad de la amistad entre el pueblo britano y España, ni su preferencia por nuestro país para suceder sus asueto.

Configuración