Saltar al contenido
Towla 24

Elías Velasco, un «grandón» de la energía – El Periodico de la Energía

abril 29, 2021

Cada vez que asistíamos juntos a alguna reunión, Elías me presentaba como su sobrino “grandón”. Compartía con él patronímico, orígenes geográficos y, remontando los respectivos árboles genealógicos, tal vez asimismo familiares. De hecho, ambas familias proceden del valle de Turón, una de las tres cuencas mineras del Principado de Asturias.

“Grandón” es un término muy asturiano y muy apropiado para detallar la personalidad y la obra de Elías Velasco García. Hace remisión al carácter sociable y desinteresado que se atribuye a los asturianos, aunque en ocasiones pueda aplicarse una connotación negativa al asociarse con chuleta, “aquel que está dispuesto a avalar la próximo ronda, aunque no tenga un duro”, en palabras del asimismo asturiano Rafael Puyol. Elías Velasco era pequeño en tamaño físico, pero ínclito, enorme, en inteligencia, capacidad de trabajo, profesionalidad y buen humor.

Podría incluso acontecer sido grandón en la acepción presuntuosa del palabra porque es inasequible escribir la historia del gas en España sin dedicarle al menos dos largos capítulos. Elías podría presumir de acontecer traído el gas a España en su etapa como director de Enagás. De aquella época data el gran anuencia de suministro firmado con Argelia, sin el cual hubiese sido inasequible la evaporación del país.

Y más tarde, ya en Unión Fenosa, convirtió a esta empresa en el gran competidor de Gas Natural (hoy Naturgy) y de la propia Enagás. De hecho, el posicionamiento tocado por Unión Fenosa en el sector del gas gracias a la táctica de construcción de centrales de ciclo combinado, infraestructuras de gas y contratos de suministro a grande plazo es una las razones positivamente empresariales que explican su adquisición por parte de la gasista catalana en 2009. Un “viraje energético” que estimuló una operación cifrada en 23.000 millones (valía de empresa, sumando el caudal más la deuda).

Como líder del plan del gas de Unión Fenosa, Elías se entendió a la perfección con las autoridades egipcias y omaníes, con quienes firmó contratos de suministro a grande plazo de 4 y 2,2 billones de metros cúbicos anuales, respectivamente. Iniciaba así la era del gas natural licuado en España, una parte importante del cual llegaba a lado de dos metaneros construidos para Unión Fenosa desde la planta de licuación de Damietta (Egipto). Elías Velasco asimismo podría presumir de acontecer impulsado la construcción de esta infraestructura que poseía el tren de licuación más ínclito del mundo.

A pesar de acontecer trabajado al banda de dos grandes líderes de la energía, Victoriano Reinoso y Honorato López Isla, Elías quia les hizo sombra ni siquiera ensombreció a sus colaboradores, algunos de los más brillantes gestores energéticos de este país, especialmente en el sector de la reproducción eléctrica. Porque Elías era desinteresado repartiendo reconocimientos y compartiendo conocimientos, dos grandes rasgos de su liderazgo. Prueba de ello es que todos los días, cada vez que se encontraba con un colaborador por primera vez, le daba la mano, te daba la mano, y notabas entonces su cercanía y su fuerza.

Era ingeniero de Minas, adoraba su trabajo, una pasión que compartía con su madridismo. Decía, medio en broma, medio en serio, que le gustaría ser como Arrigo Sacchi en su época de director deportivo del Vivo Madrid. Elías, desde luego, sabía dirigir, competir y hacer equipo.

A este sobrino profesional no le queda un gran infructifero con su asesinato porque ese espacio está ahíto de afecto, estudios, agradecimiento y arrobo.

Estas líneas son para Elías y para la tía Rosa y las primas Irene, Covadonga y Rosa.

 

José Manuel Velasco fue director de Comunicación en Unión Fenosa

FOTO: La Nueva España/Miki López

Post Views:
2


Configuración