Saltar al contenido
Towla 24

El planteo del gobierno de Lacalle Pou sobre COVID y economía ante 189 países en el FMI – Negocios – 29/04/2021

abril 29, 2021

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas penetrar es monopolio para suscriptores

Suscribirme

Conocé nuestros planes
y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar

Si ya sos suscriptor podés
ingresar con tu usufructuario y contraseña.

Las reuniones conjuntas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Bandada Mundial (BM) -que se celebran dos veces al año- volvieron a ser virtuales por el COVID-19. Al igual que los otros países miembros, al gobierno de Luis Lacalle Pou le tocó hacer una presentación delante los restantes 189 países del Comité Monetario y Financiero Internacional del FMI.

El encargado de hacer la presentación delante el comité fue el ministro de Caudal de Argentina, Martín Guzmán, ya que ese país tiene la titularidad de la “arnés” en el comité (compartida con Bolivia, Pimiento, Paraguay, Perú y Uruguay). La manifiesto fue preparada por la delegación uruguaya -es poco habitual en reuniones del FMI y el BM anteriores- y se dio el pasado 8 de este mes, aunque recién fue divulgado el discurso por el organismo.

Cuando Guzmán leyó la manifiesto de Uruguay, en los primeros siete días de abril habían muerto en el país 257 personas -más que en todo 2020- y ya se ubicaba entre los países del mundo con más fallecidos diarios por coronavirus por millón de habitantes. En ese contexto, el gobierno de Lacalle Pou señaló delante los 189 países miembros que “desde que se detectaron los primeros casos de COVID-19 el 13 de marzo de 2020 en el país, el gobierno ha centrado todos los esfuerzos en proteger vidas, contener la propagación del virus y mitigar su impacto social y financiero”.

“Luego de favor contenido efectivamente el virus COVID-19 durante la longevo parte de 2020, Uruguay enfrentó su primera ola de casos en noviembre de 2020”, indicó la manifiesto, sin otras menciones a la ola de contagios y muertes que ya se enfrentaba desde marzo.

Guzmán leyó la manifiesto uruguaya que explicó delante los países que “la respuesta al shock COVID-19 ha privilegiado la excarcelación individual con responsabilidad social y una coordinación efectiva entre el sector manifiesto, privado y la comunidad científica”. Adicionalmente destacó que “las vacunaciones no obligatorias comenzaron el 1º de marzo, con el objetivo de inocular aproximadamente al 80% de la población”.

El gobierno de Lacalle Pou expresó que “la respuesta de vigor pública a la pandemia estuvo acompañada de medidas fiscales y monetarias para custodiar el empleo, los ingresos y el sector productivo”.

El ministro argentino leyó por Uruguay que “las medidas fiscales incluyeron proteger los ingresos de los hogares y el haber humano a través de transferencias directas de ingresos, expandir el seguro de desempleo y vigor y proporcionar desgravaciones fiscales, entre otras” y que “en militar, en 2020, los capital para mitigar el impacto de la pandemia ascendieron a US$ 1.217 millones o el 2,3% del PIB”.

Esta número es discutida porque más de la parte de la misma (US$ 690 millones, según señaló la propia manifiesto) fueron en garantías para crédito a través del Sistema de Garantías (SiGa) Emergencia. Eso no es billete que el Estado deba hacerse cargo, si no que en todo caso debería deteriorar si en el futuro ningún de los créditos son pagados (poco extremadamente improbable).

Sobre la situación económica, el gobierno de Lacalle Pou dijo delante los otros 189 países miembros del FMI que “si adecuadamente se está produciendo una incipiente recuperación, el brote de COVID-19 afectó negativamente el crecimiento financiero de Uruguay en 2020”.

“A medida que la peculio se recupere, se dilación que mejoren las condiciones del mercado sindical”, añadió.

La manifiesto leída por Guzmán insistió en que “la recuperación del mercado sindical es de suma importancia para apoyar los ingresos de los hogares y el bienestar de la población”.

A su vez, el gobierno de Lacalle Pou aprovechó para despellejar implícitamente a la despacho precursor del Frente Amplio. “Una encargo más valioso y mejor de los capital fue fundamental para hacer frente a la pandemia, y dirigió el apoyo a los sectores más vulnerables. A pesar de una pérdida de US$ 2.000 millones en ingresos públicos derivada de la pandemia COVID-19, las proyecciones fiscales para 2020 establecidas en el Presupuesto se cumplieron (el endeudamiento fue 5,9% del Producto Interno Bruto, frente a una meta de 6,5% del PIB) sin aumentar los impuestos”.

Mientras Argentina tiene problemas para obtener financiamiento, su ministro de Caudal debió acertar que Uruguay utilizó en 2020 líneas de crédito contingentes con organismos internacionales, reabrió un bono en dólares y emitió otro en Unidades Indexadas a la inflación a 20 abriles de plazo.

Martín Guzmán: el presidente argentino Alberto Fernández le dio más poder para enfrentar la crisis a su ministro de Economía. Foto: AFPMartín Guzmán, ministro de Caudal argentino. Foto: AFP

A su vez, la manifiesto de Uruguay delante sus pares remarcó los cambios normativos incluidos en la ley de urgente consideración y en la ley de Presupuesto. “Una dietario ambiciosa para afrontar la desaceleración de la peculio prepandémica, el maltrato fiscal y el aumento de la carga de la deuda”, afirmó la manifiesto que leyó Guzmán.

“Aunque las perspectivas para la peculio mundial han mejorado, sigue habiendo una longevo incertidumbre en medio de la persistente presencia de la pandemia. El ambiente financiero en Uruguay sigue estando muy determinado por la crecimiento de la pandemia. En febrero de 2021, el gobierno anunció nuevos capital adicionales, que se administrarán a través del Fondo Coronavirus, una cantidad que evolucionará según sea necesario. Mientras tanto, se mantendrá el estímulo monetario. El gobierno mantiene su compromiso de continuar apoyando plenamente a los sectores más vulnerables, las pequeñas y medianas empresas, y a sentar las bases para un crecimiento financiero sostenible”, concluyó.

Se retira Werner del FMI

La directora apoderado del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, anunció ayer que Alejandro Werner, Director del Área del Hemisferio Occidental (que se encarga de las Américas), planea jubilarse del FMI el 31 de agosto de 2021. Werner está en ese cargo desde 2013. “Alejandro lideró el Área en momentos desafiantes y hoy lo deja sobre una colchoneta firme para continuar con la cultivo de respaldar a nuestros países en toda la región”, señaló Georgieva. “Durante el mandato de Werner, el FMI reforzó su presencia en América Latina, entre otras formas, a través de las Reuniones Anuales de 2015 en Limatón, Perú, y fortaleció la relación con los países miembros del Caribe y de América del Septentrión”, señaló el organismo en un comunicado.

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “https://connect.facebook.net/es_ES/sdk.js#xfbml=1&version=v2.10″;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

if(typeof(fbAccounts)==”undefined”){

fbAccounts = {
‘www.elpais.com.uy’:’1975946609143501′,
‘www.ovaciondigital.com.uy’:’1126084374135056′
}
if(fbAccounts[window.location.host]){
!function(f,b,e,v,n,t,s)
{if(f.fbq)return;n=f.fbq=function(){n.callMethod?
n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};
if(!f._fbq)f._fbq=n;n.push=n;n.loaded=!0;n.version=’2.0′;
n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;
t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];
s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window, document,’script’,
‘https://connect.facebook.net/en_US/fbevents.js’);
fbq(‘init’, fbAccounts[window.location.host]);
fbq(‘track’, ‘PageView’);
}

}

Configuración