Saltar al contenido
Towla 24

El ejemplo de una política pública exitosa

abril 30, 2021

Los excesos en regulación le cuestan al país una sigla equivalente a 3,8 % del PIB. Es por esto que cada avance en esta materia atrae inversión y empleo, ahorra costos al consumidor y evita la inseguridad jurídica.

“Estado Simple, Colombia Ágil” (ESCA), es una política pública que forma parte del Plan Doméstico de Progreso y es transversal a actividades que tocan todos los sectores del Estado. Al principio del Gobierno establecimos objetivos que fuimos ampliando hasta fijarlos en 3.600 intervenciones, es opinar 900 por cada año. Hoy, con 31 meses de trabajo, ya superamos esa meta.

Tenemos un reporte de 3.638 intervenciones. Pero esto no termina aquí. Hasta el 6 de agosto de 2022 vamos a seguir trabajando para quitarle a los colombianos obstáculos en su relación con las entidades oficiales mediante la intervención de trámites, barreras, normas obsoletas y aquellas que son de suspensión impacto.

Es un compromiso de todo el Estado. Se destaca el aporte del Área Funcionario de la Función Pública y su trabajo de innovación, estandarización, optimización, y, cuando ha sido posible, asesinato de trámites. Su liderazgo ha canalizado un proceso que no es de nadie porque es de todos. Del ciudadano que accede más fácilmente y sin desplazarse a las citas médicas. De las administraciones departamentales que han automatizado la solicitud, firma y cuota de las tornaguías. De los ministerios y superintendencias que optimizaron sus mecanismos de peticiones, quejas, reclamos y sugerencias.

De igual forma, de ese proceso forman parte los empresarios que disponen de servicios en crencha para tramitar los registros, permisos y autorizaciones del Invima y de tarifas más económicas para servicios de propiedad industrial.

Nadie de esto se hubiese acabado sin la pasión y compromiso de todas las ramas del poder notorio. El Congreso, con las leyes de turismo, plan y racionalización de trámites y el poder contencioso, con la automatización y virtualización de procedimientos para seguir funcionando durante la cuarentena.

Vale la pena profundizar en este tema. Es un hecho que la pandemia nos golpeó a todos de una u otra forma, pero igualmente es verdad que permitió acelerar los procesos de virtualización y las alternativas no presenciales de cara al progreso.

“Estado Simple, Colombia Ágil” (ESCA), como logística de Gobierno, es precisamente uno de esos instrumentos que facilitó a los colombianos hacer sus trámites más rápido y de forma aparente.

Tanto con lo que teníamos hasta marzo del 2020, como con lo que se desarrolló de ahí en delante, el brinco es hercúleo. Son muchos ejemplos: historias clínicas, Sisbén, impuestos nacionales y locales, procedimientos a través de la Ventanilla Única de Comercio Exógeno, RUT en crencha y la plataforma de servicios del ICA, entre otros.

Las cifras lo confirman. Se han radicado de forma electrónica 150.000 procedimientos para el registro de propiedad; se han realizado 22.000 solicitudes mensuales de devolución o compensación de saldos a ayuda en impuestos, sin escanear formatos, como se hacía antaño, lo que significó ahorros en tiempo y hacienda; y se hicieron 240.000 declaraciones de tránsito aduanero. Cada una tomó en promedio una hora, cuando antaño se demoraban en torno a de tres días. Y escasamente estamos mencionando algunos avances.

Básicamente, se negociación de acciones de un gobierno que cree en la iniciativa privada y la respalda. Estas favorecen un país en donde casi 90.000 empresas pudieron crearse a través de la Ventanilla Única Empresarial (VUE), que unifica en un solo canal los trámites mercantiles, tributarios y de seguridad social. Adicionalmente, el Régimen Simple de Tributación ha simplificado y anticipado en un solo cuota varios impuestos, facilitando el cumplimiento de las obligaciones tributarias y promoviendo la formalización de más de 31.000 contribuyentes.

A través de esta iniciativa, los servicios ofrecidos por el Estado y las obligaciones que este genera funcionan en pro de la calidad de vida de la familia, la productividad de las empresas y la competitividad. Hoy, un duplicado de cédula o polímero de identidad se tramita en cinco minutos y se entrega hasta en una sexta parte del tiempo que requería antaño, mientras que las cedulas de extranjería se entregan a domicilio. Vale la pena mencionar que 37.000 mipymes que registraron sus marcas y lemas se ahorraron un 28% en el costo de la tarifa.

Y es que los excesos en regulación le cuestan al país una sigla equivalente a 3,8 % del PIB. Es por esto que cada avance en esta materia atrae inversión y empleo, ahorra costos al consumidor y evita la inseguridad jurídica. Así ocurrió con las 200 intervenciones normativas de la CRC, las 18 normas obsoletas depuradas por Mincomercio, las 16 normas derogadas por el Decreto Ley Antitrámites y las 140 circulares relacionadas con el comercio exógeno derogadas o modificadas.

Las acciones realizadas en el situación de la logística han generado ahorros a los colombianos por más de $265.113 millones. Es lo que significa en hacienda la reducción del tiempo requerido para penetrar a derechos o cumplir obligaciones, la asesinato de requisitos, las tarifas cuyo costo disminuyó o simplemente desapareció, el transporte notorio que no se requiere porque hay otra forma que no implica desplazamientos. Además tienen impacto positivo otros costos asociados a transporte, correspondencia y fotocopias.

ESCA va más allá de las fronteras. En el índice Doing Business del Lado Mundial ya mejoramos, pero queremos seguir ganando posiciones en este y otros indicadores internacionales a partir de ajustes como el Plan Vallejo Exprés y sus beneficios en la flexibilización de los compromisos de exportación y la aprobación de los programas, que pasó de dos meses a 15 días.

Así logramos una política pública exitosa.

* Ministro de Comercio, Industria y Turismo

Configuración