Saltar al contenido
Towla 24

El clima golpeó tanto como el coronavirus – Noticias Última Hora de Guatemala

abril 20, 2021

Por deseo o por obligación, estos son algunos de los empresarios que soltaron el timón del barco que ayudaron a construir.

Recién empezado 2021, Jeff Bezos, uno de los hombres más ricos del   mundo y fundador de Amazon, anunció que dejaría su sillón de maestro delegado este año. Al frente de la compañía, fundada hace 27 abriles, quedará a partir de entonces Andy Jassy, quien en la contemporaneidad ejerce de CEO de Amazon Web Services.  

Diferentes circunstancias 

“Ser el CEO de Amazon es una gran responsabilidad y consume”, escribió Bezos en una carta a sus empleados. “Cuando tienes una responsabilidad como esta es difícil poner atención en otra cosa”, añadió. Esto no significa, sin confiscación, que se retire: el fundador continuará unido a la empresa como presidente ejecutor. 

Bezos es, hasta ahora, el posterior de una cinta de fundadores que dejaron o fueron echados del liderazgo de las empresas que construyeron. Entre los gigantes tecnológicos sobreviven Netflix y Facebook, con Reed Hastings y Mark Zuckerberg a la habitante. Aunque Hastings, desde julio del año pasado, comparte el título de director ejecutor con Ted Sarandos, llamado a ser su sucesor. 

27
abriles estuvo Jeff Bezos al frente de la compañía de comercio electrónico Amazon.

En diciembre de 2019, Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google, anunciaron que dejaban el liderazgo de Alphabet, en valenza de Sundar Pichai, ya CEO de Google. Los dos se bajaban así del titán que habían fundado 23 abriles antiguamente, en un garage de California. 

El año pasado, Bill Gates, cofundador de Microsoft, dio el posterior paso antes. Anunció que dejaba su sillón en la reunión para centrar su tiempo y esfuerzos en la filantropía y la costura que realiza en la Bill & Melinda Gates Foundation. Adicionalmente,  abandonó el mismo puesto que mantenía en Berkshire Hathaway, de su amigo Warren Buffett.

Casos complicados 

El caso de Apple fue un poco más complicado. En agosto de 2011, Tim Cook fue conocido CEO de la compañía tras la dimisión de su fundador, Steve Jobs, de 56 abriles, quien solo dos meses posteriormente falleció correcto a un cáncer de páncreas. 

Esa no fue la única vez que Jobs dejaba Apple. En 1985, fue despedido de la compañía que él había fundado, con Steve Wozniak, abriles antiguamente. En 1983, John Sculley fue contratado para ayudar a dirigir la empresa, pero las visiones de uno y otro para el futuro divergían y la reunión echó a Jobs. 

Steve Jobs (1955-2011), creador de Apple, fue despedido de la compañía y luego volvió.

Fotos: EFE

Al principio le ganó el desánimo, pero se puso manos a la obra, fundó Next y cofundó Pixar. En 1996, Apple compró Next y, en 1997, Jobs volvió a dirigir la empresa. “Estoy sobrado seguro de que nadie de esto habría sucedido si no me hubieran despedido de Apple”, dijo durante un discurso en la Universidad de Stanford. 

Poco similar le sucedió a Jack Dorsey, cofundador de Twitter. En 2008, la persona con la que lo había creado dos abriles antiguamente, Evan Williams, lo relevó del cargo. Fundó Square, en 2009, y seis abriles más tarde Twitter anunció que volvía a la compañía como director provisional, aunque no se descartó que fuera permanente. “No es poco en lo que esté pensando. Mi objetivo es asegurarme de que Twitter tenga un éxito asombroso”, dijo. Desde entonces, Dorsey sigue al frente.

Manuel Noriega, EFE.

Redacción DCARedacción DCA

Configuración