Saltar al contenido
Towla 24

El centro de salud del barrio de Lourdes y la demagogia de NA+

abril 28, 2021

En el pleno de marzo del Comunidad de Tudela, Navarra Suma (UPN, PP y Cs) aprobó una moción en la que se solicitaba al Gobierno de Navarra la construcción del tercer centro de vigor en Tudela en 2021. Todavía el señor Esparza exigió en rueda de prensa a la Consejería de Vitalidad la construcción inmediata de ese centro. Es estrambótico ver como cambian los puntos de clarividencia: UPN ha gobernado durante muchos abriles de guisa simultánea en Tudela y en Navarra. De hecho, ya en 2006 prometieron que ese año se haría el tercer centro en Tudela, ¿por qué no se hizo entonces?

La ingenuidad fue que, precisamente durante los últimos abriles de esos gobiernos, la situación sanitaria ribera se vio más amenazada que nunca. Recordemos cómo los pacientes oncológicos riberos tuvieron que pelear por la gratuidad del transporte interhospitalario para acoger tratamiento, o la intención de la Consejería de Vitalidad de UPN de quitar el laboratorio del Hospital Reina Sofía. Fue en esos abriles cuando más cayó la inversión del Gobierno de Navarra en nuestra Radio de Vitalidad. Será difícil olvidar aquello.

Tan mal quedó la situación, que en la pasada asamblea fue necesario realizar un estudio completo sobre las prioridades en materia de vigor del Radio de Tudela. Y el resultado de ese estudio técnico, cuidado por expertos y por personal retrete, (no político), fue que lo más urgente era la reforma y ampliación de los dos centros de vigor actuales (Santa Ana y Gayarre), dejando para un futuro no muy separado la construcción de un tercer centro.

La mayoría de sus usuarios y usuarias conoce por propia experiencia la carencia de restablecimiento de los centros existentes. En los dos últimos Consejos Municipales de Vitalidad, el colectivo retrete trasladó al Comunidad su preocupación por la inadecuada atención que se presta, sobre todo en Tudela Oeste (Gayarre): yerro de distancias e intimidad en la zona de admisión, uso como zonas de atención de salas destinadas a otros fines, yerro de privacidad para los usuarios de vigor mental… todo eso agravado por los nuevos protocolos obligados por la pandemia de la covid-19. Y la ciudadanía siquiera está contenta con la atención que recibe.

¿Qué están haciendo el sr. Toquero y su equipo de gobierno para intentar solucionar esta mala situación? Porque ésa sí que es una tarea importante de la que debería ocuparse: negociar, reunirse, preparar espacios municipales, gritar las veces que haga yerro a quien tiene la competencia sanitaria para desatascar esta situación, no confrontar administraciones permanentemente, ya que la que sale perjudicada es toda la población de Tudela. En una reunión mantenida con la consejera Indurain y la dirección de la gestión del radio en 2019, le transmitieron la carencia de colaborar para simplificar el esquema, pero no vemos voluntad por parte del Comunidad.

Gracias a Dios las obras de reforma del centro Santa Ana ya han comenzado, (más de dos millones de euros previstos de inversión), pero nos preocupa mucho la inacción del Comunidad de Tudela y del Gobierno de Navarra respecto al centro Gayarre (Tudela Oeste). ¿Está encargado el esquema, o cuando menos cuidado el software de evacuación? ¿Cuándo se podrán ejecutar las obras? ¿Por qué no ha entrado ese esquema en las ayudas europeas REACT-EU?

Es poco primordial porque, con la ampliación de Gayarre, la situación mejoraría sustancialmente para la atención primaria y el centro de vigor mental. No se puede retrasarse más.

Finalmente, hay otras cuestiones fundamentales que nadie plantea en ese nuevo centro que se pide: ¿Qué profesionales van a trabajar en él? Los que tenemos no dan abasto a cubrir todas las evacuación, agravándose esto en el caso de los pediatras. ¿Y dónde se construirá ese tercer centro de vigor? La población del ensanche de Lourdes se concentra sobre todo en su parte adhesión y en esa zona no hay parcelas edificables libres. Adicionalmente, regalado que el ensanche va a tenderse alrededor de el sur con tres mil nuevas viviendas en la zona de Gardachales, tal vez el nuevo centro debería construirse en el entorno de la avenida del Instituto. Y la búsqueda del solar adecuado es tarea que corresponde al consistorio, con el asesoramiento del personal técnico y retrete del Radio de vigor de Tudela.

¿No se da cuenta Alejandro Toquero y su equipo de que es irreal pedir que se ejecuten en esta asamblea las reformas millonarias de los dos centros existentes y a la vez la construcción de uno nuevo? Quizá es que como no paran de inaugurar proyectos heredados de la preliminar asamblea, aún no calculan los tiempos que precisa una obra como esa. Hagamos política seria, por valenza.

Claro que Izquierda-Ezkerra ve la carencia de un tercer centro de vigor en un futuro próximo, pero ahora mismo urge que ambas administraciones se pongan de acuerdo, reformen los centros que ya tenemos y aseguren un mejor funcionamiento, con mejoras de espacios y refuerzo de personal.La autora es concejala Izquierda-Ezkerra en el Comunidad de Tudela

Configuración