Saltar al contenido
Towla 24

barbijos que se convierten en plantas

abril 29, 2021

Flota Fernández Hace 1 hora 7 min Contaminación por barbijos descartablesSe estima que se usan unas 129 mil millones de mascarillas descartables por mes en todo el mundo.

El uso de la mascarilla se convirtió desde hace más de un año en poco esencial para nuestras vidas, es sin dudas cercano con el distanciamiento social, el lavado de manos y el uso de trinque etílico, el gran amigo que tenemos para seguir sorteando este duro momento de pandemia por el COVID 19 que nos toca atravesar.

Lamentablemente los barbijos descartables contribuyen con un impacto ambiental placa cuando se convierten en desechos, sin confiscación y por fortuna, ya existen varios diseños de mascarillas que crean una posibilidad cordial con el planeta.

Si poco más le faltaba a este tiempo de pandemia, es el daño medioambiental que estamos generando por las toneladas de desechos plásticos que significan los barbijos descartables.

Se estima que se usan unas 129 mil millones de mascarillas descartables por mes en todo el mundo, y el cálculo estremece aún más cuando se da la emblema de 3 millones por minuto. Aún no existe ninguna indicación oficial sobre el reciclaje de los típicos barbijos quirúrgicos celeste, por lo que se están tratando como todo residuo sólido.

Decisión de diseño holandés

Marianne de Groot-Pons es una diseñadora gráfica que vive y trabaja en Utrecht, ella creó un reformador diseño no comercial para las mascarillas faciales. Se tráfico de un barbijo 100% cordial con el medioambiente porque está confeccionado en papel de arroz, adicionalmente de ser biodegradable tiene una doble función, porque contiene semillas de flores incrustadas en la trama. Estas máscaras de papel y semillas se sujetan a la cara mediante un cordón de borra de oveja, en extensión de usar un elástico, y si por esas cosas de la vida tu mascarilla termina en el suelo…, no causaría daño alguno al circunstancia.

It’s no secret that disposable masks are adding to plastic waste, but a Dutch designer (Marie Bee Bloom) has come up with the sweetest solution.

A 100% biodegradable disposable mask made out of rice paper that can be planted after use, which blooms into flowers. (2/3) pic.twitter.com/inOe1NtmJg

— Mad Over Marketing (@MadOMarketing) March 17, 2021

En primer extensión, la diseñadora asegura que las mascarillas bautizadas como “Marie Bee Blooms” proporcionan la misma protección que un tapaboca de tela, y la idea de este producto es que una vez que tu mascarilla fue utilizada como las autoridades sanitarias lo recomiendan, en un segundo paso y en extensión de desecharla la podés plantar en una florero o directamente en la tierra de tu carmen, ¡y esperas a que florezca! Esperamos ansiosos poder encontrarlas disponibles por todo el mundo.

Marie Bee BloomsToda la máscara es ecológica: el logotipo, el pegamento que mantiene las semillas en el papel de arroz y los cordones de borra para la sujeción.

Invento colombiano

Héctor Mauricio Páez, quien mereció la nominación en este caso al “Mejor Inventor Colombiano por la Superintendencia de Industria y Comercio” de su país, creó un nuevo tapabocas 100% biodegradable que fue adulterado con el nombre “GreenFace”. Estos barbijos asimismo están hechos a saco de semillas con la idea de que una vez descartado, pueden sembrarse. Su proceso de degradación inicia una vez enterrado, pudiendo durar de 30 a 60 días como mayor. Están diseñados con fibras de celulosa, es hipoalergénico, y en su interior adicionalmente de contener agentes antibacteriales posee semillas.

#GreenFace el cubrebocas biodegradable.

Conveniente al incremento del tapabocas como prenda cotidiana, el colombiano Héctor Mauricio P. desarrolló una mascarilla 100% eco friendly. Este cuenta con semillas en su interior para que una vez desechados puedan ayudar al planeta. pic.twitter.com/dfirLy2dtI

— MVM Telediario (@MVMNoticias) December 1, 2020

Este diseño reformador cuenta con un maniquí muy práctico de utilizar, (adicionalmente del clásico que se sujeta a la cara a través de cordones de algodón, o cauchos de latex biodegradables), existe la traducción que se adhiere directamente al rostro con un adhesivo no tóxico y acrílico, para evitar afecciones en la piel.

El inventor asegura que una vez que el agente infeccioso de este coronavirus entra en contacto con el material del tapabocas, se inactiva rápidamente. En su interior contiene monopartículas de plata y cobre, que lo convierte en un producto capaz de eliminar hasta 600 tipos de virus y bacterias. Páez, garantiza que su producto no representa problemas en la piel de las personas, como dermatitis o acné, esto gracias a sus características antibacterianas. Siquiera produce quemaduras por su uso frecuente o por el contacto con el sol, y aclara que es financiero.

Gran hallazgo filipino

Otra propuesta similar asimismo llega desde el Unidad de Ciencia y Tecnología de Filipinas, descubrieron que la fabricación de mascarillas hechas a saco de la planta emplazamiento “cabuya” (parecida a la del plátano), resulta ser más resistente al agua que las máscaras N-95. En filipinas ya utilizan este factor para la fabricación de bolsas de té y billetes.

From the Abaca Haber of the Philippines and the Home of Abaca Festival- Catanduanes

Abaca Fitted Face Mask.
Thank You DSWD Catanduanes#supportlocal #buylocal #wearlocal #lovelocal #abacatanduanes #biodegradable #ecofriendly #naturalabaca pic.twitter.com/Zdh17CvGlx

— 2yado (@tyratoyado) July 1, 2020

El material de esta planta es igual de resistente que el poliéster (componente utilizado en la fabricación de la mayoría de los tapabocas comerciales actualmente). La enorme diferencia a cortesía del planeta es que estas mascarillas de cabuya pueden descomponerse en solo dos meses, y esto las convierte en una excelente alternativa para combatir el impacto ambiental generado por las mascarillas desechables.

Configuración